En 1º de primaria trabajamos las matemáticas con la editorial TEKMAN, más concretamente con su programa de matemáticas llamado EMAT.

Cada sesión plantea aspectos relacionados con los diferentes ámbitos matemáticos (números, operaciones, series, geometría, medidas…), todos ellos relacionados con el trabajo competencial para aplicarlo en nuestro día a día.

Durante las últimas semanas, además de trabajar otros contenidos, hemos hecho especial hincapié en tres aprendizajes: propiedad conmutativa, cuerpos geométricos en el entorno y orientación espacial.

PROPIEDAD CONMUTATIVA

Si, si, no os sorprendáis. Los niños de 6 años son capaces de descubrir ellos mismos esta propiedad y, aunque no le pongan al principio el nombre correcto, explican el razonamiento utilizado para descubrirla a través del trabajo manipulativo. Con la ayuda de las regletas Cuisenaire, proponíamos diferentes sumas con la técnica «folio giratorio». Primero preparaban la suma con las regletas para posteriormente escribirla en papel. Solo con hacer una ronda, ya se dieron cuenta de que daba igual que dígito de la suma escribir primero, el resultado siempre era el mismo.

Tras demostrarlo con operaciones de cifras mayores para comprobar que tampoco variaba, introdujimos el concepto de «conmutar», explicando que es cambiar de lugar la posición del número.

IDENTIFICAR CUERPOS GEOMÉTRICOS EN EL ENTORNO

Otra de las competencias que hemos trabajado ha sido identificar y clasificar los objetos que nos rodean según la forma que tienen agrupándolos en esferas, conos, cubos y cilindros.

Para ello salimos al patio de recreo con el libro de EMAT y con la técnica «grupo de expertos» observamos nuestro entorno descubriendo que estamos rodeados por las matemáticas.

ORIENTACIÓN ESPACIAL

Uno de los últimos aprendizajes trabajados ha sido la orientación espacial por el entorno partiendo de la siguiente pregunta ¿Qué pasaría si me pierdo para ir a casa y no me sé la dirección? Tras varias opciones, llegamos a la conclusión que lo mejor es saber orientarse por el espacio conociendo unas nociones básicas como ir recto, girar a la derecha, a la izquierda, ir hacia detrás o dar la vuelta.

Pero como siempre, el aprendizaje vivencias es mucho más significativo, así que salimos al hall y tuvimos que seguir las indicaciones de las profesoras para llegar a diferentes puntos. Para finalizar fuimos nosotros los que tuvimos que guiar a las profes para volver al aula.

Una vez en ella, con la técnica «gemelos pensantes» nos dictamos el camino para llevar al Emati hasta el colegio, creando cada miembro de la pareja, un recorrido diferente.

Esto es solo una muestra de todo lo que aprendemos con EMAT. ¡Esperamos que os haya gustado!

https://photos.app.goo.gl/TDdYXK3f9sPCbHem9

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies,

ACEPTAR
Aviso de cookies