¡Qué momento más bonito hemos podido compartir con nuestros compañeros!

«…un Samaritano, al ver al herido, corrió a ayudarle compadecido,…» Así comenzamos  nuestra celebración del cuidado, del detalle, del amor,… de una manera muy especial. Poniéndonos en el lugar de los protagonistas de la parábola que contó Jesús a sus amigos, decidimos cuidar de una manera especial a algún compañero o compañera de clase.

Cada uno de nosotros ha realizado, de manera anónima, un corazón con un mensaje. Pero no un mensaje cualquiera, sino un mensaje lleno de amor, de amistad y de compañerismo. Con este mensaje, realizamos una oración compartida en la capilla de nuestro colegio y guardamos todos y cada uno de los corazones, llenos de cuidado, en una caja que conservan nuestros profesores, convirtiendo una caja vacía, en un lugar repleto de cariño y amistad. ¿Para qué será? Muy pronto lo averiguaremos.

Nos despedimos con una oración entrañable, hablándole a Jesús y pidiéndole para que no deje de cuidarnos y nos ayude a ser un poquito como Él enseñó.

En los siguientes enlaces podéis ver diferentes momentos de esta celebración en todas las etapas del cole.

https://photos.app.goo.gl/PJ5ga36rFU6Xt9iB8

 

 

Dejar respuesta