¡¡Y aquí seguimos los expertos en dinosaurios de 4 años!! Esta semana nos ha tocado investigar sobre… la alimentación de los dinosaurios y las partes de su cuerpo. ¿Queréis saber cómo? Pues seguid leyendo que os lo contamos ahora mismo.

Comenzamos la semana realizando un cooperativo con la técnica de lápices al centro, en la que debíamos reconocer las formas geométricas que tenía el dinosaurio que nos había tocado en el equipo. Después, a nivel individual, diseñamos uno propio y le pusimos un nombre muy original. Para continuar con las partes de su cuerpo, hicimos una rutina de pensamiento llamada “partes y todo”. Tuvimos que reflexionar a través de la técnica cabezas pensantes, las diferentes partes de estas criaturas, la utilidad que le daban y lo que pasaría si le faltasen. Lo que ocurrió es que nos encontramos con un problema,… y es que las partes de los dinosaurios son diferentes, dependiendo de si eran carnívoros o herbívoros, así que nos lanzamos a investigar más sobre ese tema.

Para ello, realizamos dos partes y todo, uno para cada tipo de dinosaurio. También quisimos conocer más detenidamente a un Dino herbívoro, pues carnívoro ya conocíamos al t-rex. El dinosaurio que elegimos fue el brontosaurio, y qué mejor manera de resolver nuestras dudas que llevando a cabo una entrevista. Para elaborar esta rutina, por equipos formales, concretamos las preguntas que realizaríamos al brontosaurio y cuando ya las teníamos todas, nos dispusimos a resolver nuestras dudas. ¿Sabíais que podían llegar a medir 22 metros? Nos gustó tanto conocer a este gigante herbívoro que representamos su esqueleto en su silueta.

Para desarrollar nuestras inteligencias, también realizamos unos dinotalleres muy divertidos que nos ayudan a ser más autónomos. Sudokus, dominó, copia de sus nombres, separación silábica y juegos con el dado, fueron los elegidos en esta ocasión.

Y para terminar la semana hemos creado nuestra propia sauriotienda. Comenzamos con la rutina “saturar- agrupar”, donde todos juntos tuvimos que observar y nombrar todas las imágenes que veíamos que resultaron ser de comida. Decidimos ir agrupándolas según si eran alimentos para dinosaurios herbívoros o carnívoros. Y la última clasificación la realizamos por grupo de expertos, en la que cada uno de ellos, se especializaba en un grupo de alimentos: frutas y hortalizas, verdura, carne y pescado. También realizamos los carteles con el nombre del alimento y lo que costaba cada uno, montamos nuestro rincón y… ¡lista la sauriotienda!

Cada día falta menos para acabar este proyecto,… pero de momento, esperamos que disfrutéis de esas fotos que os dejamos en el enlace:

https://photos.app.goo.gl/NenVzhJyzny1vQ5UA

Dejar respuesta