Proyecto solidario 2018-2019: “Pétite École (Mugina-Ruanda)”.

 Desarrollo educativo en Mugina, Ruanda.

La escuela Santa Ana de Mugina fue fundada por la Congregación de Hermanas de la Caridad de Santa Ana, un Instituto religioso católico de origen español que, desde sus inicios en 1804, se dedica a la evangelización educando con un estilo pedagógico de amor a Dios y al prójimo. La Congregación de Hermanas de la Caridad de Santa Ana llegó a Mugina el año 1981 porque una ONG española, Medicus Mundi, volvía a España dejando una escuela conocida como “Foyer Social” que más tarde paso a llamarse “Foyer Social Santa Ana”.


En 2010, guiadas por su Carisma que da preferencia a los más pequeños y pobres, también por la necesidad de fortalecer la educación en la región de Mugina y alrededores para satisfacer las necesidades de los padres generalmente pobres, la Congregación decidió crear una escuela infantil para niños pequeños que se quedaban sin seguimiento cuando sus padres salían a realizar su trabajo diario o a buscarlo.


En 2015, dadas las nuevas directrices del país para fortalecer la formación profesional a través de la creación de escuelas técnicas y oficios, la Congregación también decidió fortalecer su formación mediante la creación de una escuela profesional de costura que ofrece a los estudiantes que han terminado la enseñanza básica general (tronco común). La escuela se conoce como VTC Santa Ana Mugina y recibió su acreditación por parte de la WDA el 15 de enero de 2015 a través de la carta cuya referencia es “WDA/037/2015” con la opción de corte y confección.


Actualmente la escuela Santa Ana de Mugina tiene tres tipos de formación: (1) Educación Infantil (2) Foyer Social y (3) VTC Santa Ana.

En la actualidad, la escuela Santa Ana de Mugina enseña en las aulas prestadas por el Foyer Social y es donde ha comenzado el primer curso de Primaria además de Educación Infantil que lleva desde 2010. Hay que aclarar que, las instalaciones que se utilizan están construidas sobre un terreno propiedad de la Parroquia católica de Mugina. Por lo tanto, es conveniente disponer de locales construidos sobre terrenos propios para garantizar o asegurar su enseñanza.


Junto con esta construcción de la escuela de Infantil y Primaria, el centro quiere
ser un referente en el desarrollo de la educación en la zona, por ello, se está
desarrollando una estrategia en la que se involucre todos actores sociales
(colegios, ministerio de educación, profesorado, jóvenes…). El objetivo es
disponer de una agenda común en la que se trabaje todas las causas que motivan
la baja calidad educativa en la zona como pueden ser la formación del
profesorado, el número de alumnos por clase o la situación educativa de la mujer
en la zona rural.