Inicio Primer ciclo de infantil (0-3 años)

Primer ciclo de infantil (0-3 años)

 ESTILO EDUCATIVO:

  • Una educación personalizada y abierta a todos/as:

Partiendo de la situación real de cada alumno/a y del conocimiento de su entorno.Procurando dar respuesta a sus necesidades. Ayudando a los niños/as a que sean ellos mismos.

  • El desarrollo intelectual de la persona: Favoreciendo la capacidad de observar, comprender, crear y expresar.
  • El cultivo de la dimensión afectiva: Potenciado la autoestima y la aceptación Personal. Fomentando los procesos de crecimiento en inteligencia espiritual.

 FUNCIONAMIENTO E INSTALACIONES:

  • Periodo de adaptación (voluntario)
  • Horario amplio y flexible (7:30-18:00h.)
  • Abierto de septiembre a julio.
  • Edificio con espacios amplios distribuidos en: dos recreos exteriores y uno interior, nueve aulas, salón de actos, aula polivalente, aula de psicomotricidad, aula de siesta y comedor.
  • Servicio de comedor con cocina propia.
  • Fiestas y celebraciones con participación de las familias.

Comunicación y coordinación continuada con las familias.

 METODOLOGÍA ABIERTA Y FLEXIBLE

Estimulando, potenciando y fomentando:

  • el interés y la motivación como condiciones que favorecen el aprendizaje.
  • la experimentación e investigación.
  • la iniciativa y la espontaneidad.
  • el trabajo personal y de grupo.
  • que los alumnos/as se sientan a gusto en el trabajo que realizan.
  • un aprendizaje cada vez más sólido y armónico para los niños/as.
  • el profesorado en la búsqueda constante de innovaciones pedagógicas.

 ACTIVIDADES DEL AULA

PAÑALOTES

Un pequeño resumen de lo bien que se lo pasan los más pequeños.

BURBUJITAS Y BURBUJAS

Para muestra un botón. Estas son algunas de las actividades que realizamos con los niños y niñas de 1-2 años.

COLORINES

Actividades, fiestas, juegos, relajación,… Una pequeña muestra de lo que realizamos con los niños y niñas de 2-3 años.

 PERIODO DE ADAPTACIÓN

Vamos a comentar brevemente en qué consiste el periodo de adaptación para que también os sirva de reflexión y ayuda para resolver las dudas que podáis tener sobre este periodo o de algún modo superar la angustia, si la hubiera, que os puede suponer dejar al niño en el Centro de Educación Infantil.

Sabemos que el ingreso en la escuela infantil supone un cambio muy importante para el niño, “normalmente” es la primera vez que se separa de su familia, sale de su hogar para pasar a un espacio totalmente desconocido, con adultos desconocidos y con otros niños.

Las familias también sufrís una adaptación, ya que suele ser la primera vez os separáis de vuestro hijo. Y lo mismo sucede con las educadoras, que también tienen que adaptarse, cada niño es diferente, hay que conocerle, saber sus gustos y preferencias, y conseguir que disfrute y sea feliz en los primeros momentos, y luego, durante el curso.

La entrada del niño en el Centro de Educación Infantil supone para él un importante cambio: Implica la salida del entorno familiar donde el niño ocupa un papel determinado, con una forma determinada de comunicarse y con un espacio que conoce, que le da seguridad y protección, y todo esto va a modificarse: su mundo de relaciones va a ampliarse al salir del círculo estrecho familiar, nuevos adultos y nuevos niños, y va a entrar en contacto con un nuevo espacio: la escuela.

Este será un paso muy importante en la vida del niño, y aunque en algunos casos al principio la separación le resultará dolorosa, el niño lo irá asimilando, y gracias a esta separación se incrementará su autonomía personal y su grado de socialización. Además de ser un paso necesario para aprender que los cambios no tienen por qué ser malos.

El niño experimenta cambios en las áreas de: higiene, alimentación, sueño, rutinas. Las rutinas que se establecen en el Centro de Educación Infantil, les ayudan en su organización del tiempo y la actividad, a relacionarse con sus iguales, con los adultos y en la organización del espacio y objetos.

Es posible que durante este periodo puedan aparecer en el niño conductas de rechazo:

  • Hay niños que desde el punto de vista somático pueden tener alteraciones de sueño, de alimentación, vómitos, angustia, cansancio, sufrir retrocesos en hábitos ya superados (control de esfínteres, comidas, chupete…)…
  • Algunos sienten ansiedad ante la separación y pueden sentir abandono, miedo, surgen los celos de los otros hermanos, necesidad de cariño y atención y pueden tener comportamientos agresivos.

Debemos saber que estas son manifestaciones normales de este periodo y que si lo entendemos de una forma natural estaremos ayudando al niño en la resolución de este proceso que es el periodo de adaptación.

 

Para todo ello va a necesitar que le ofrezcamos una gran comprensión y ayuda, ayuda que no consiste en evitar sus sentimientos y conflictos, sino en entenderlos. Y que comprendáis que cada niño tiene un ritmo de adaptación personal que hay que respetar.

Cuando hablamos de la separación mutua de niño-familia, entendemos que no sólo se adapta el niño, sino que los padres van a tener que adaptarse también.

Los padres tendréis una gran influencia en sus temores, sus expectativas, su ansiedad,… todo lo que vosotros sintáis: La inseguridad, la culpabilidad por la separación, el temor ante el cuidado que vaya a recibir el niño, todo eso son sentimientos habituales en los padres, pero debéis cuidar al máximo vuestras manifestaciones externas, para no trasmitir al niño inseguridad.

Consejos para padres

  • Vuestra actitud es muy importante. Es necesario no actuar con inseguridad, duda o culpabilidad.
  • Durante el periodo de adaptación, en la medida de vuestras posibilidades es conveniente que intentéis llevarle y buscarle vosotros, eso le dará seguridad y se acostumbrará antes al cambio.
  • Debemos evitar el chantaje afectivo de “no llores que mamá se va triste”, o la mentira “no llores que mamá viene ahora”.
  • Cuando sea la hora de marchar es mejor no alargar la situación: decir adiós con seguridad y alegría. Es importante que no piense que la marcha de los padres es opcional o que si protesta con fuerza impedirá la partida.
  • No prolongar las despedidas en exceso. Hay que trasmitir al niño que lo que estáis haciendo es lo mejor para él.
  • Dejaremos que el niño lleve, si así lo desea, su juguete favorito, algo que le sea familiar y le mantenga unido con su hogar.
  • No es un buen momento para introducir más cambios en la vida del niño (quitar pañales, cambio de habitación…) Será conveniente esperar a que supere el proceso de adaptación.
  • Evitar al recogerle frases como “ay, pobrecito, que le hemos dejado solito”, “¿qué te han hecho?”
  • Puede que el niño, en el reencuentro con los padres llore o muestre indiferencia, estas son algunas manifestaciones que no deben angustiarnos.

Objetivos para los papás

  • Que superéis la angustia de la separación.
  • Que confiéis en el equipo.
  • Que os despidáis de vuestros hijos sin engaños y con seguridad.
  • Que conozcáis y valoréis el periodo por el que pasan vuestros hijos.

Visita la web del  C.E.I. San José para mayor información o acceso al area privada del 1º Ciclo de Educación Infantil.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies,

ACEPTAR
Aviso de cookies