Solo escuchar la palabra RETO en clase hay emoción y ganas de superarlo.

Nuestro reto final era conseguir ordenar las partes de un cuento, pegarlo e ilustrarlo. Para ello, los alumnos y alumnas debían poner en marcha sus habilidades lectoras y artísticas, y así lo hicieron.

Superado el reto de ordenar el cuento se les daba la cartulina para pegarlo, superado el siguiente reto los papelitos para hacer los dibujos. Había una consigan extra, el más bonito de cada clase sería expuesto en el pasillo y los otro dentro de clase.

¡Lo pasamos fenomenal!

Aquí os dejamos las fotos…

https://photos.app.goo.gl/SWfNaqsGeWbBdwQV7

 

Dejar respuesta