Durante la tarde de hoy hemos estado trabajando sobre las emociones y cómo ayudar a nuestros hijos a regularlas en la Etapa Infantil.

La importancia de escuchar a nuestros hijos, a sus emociones y a lo que sienten antes de iniciar el proceso para ayudarles a calmarse y tranquilizarse. El concepto de sostener la emoción en diferentes situaciones.

Hemos escuchado y aprendido sobre el desarrollo del cerebro, y que la razón a estas edades va asociada a la calma y tranquilidad. A partir de esa tranquilidad podemos vincularnos bien con las necesidades emocionales de nuestros hijos, favoreciendo un apego seguro.

Cuando nuestros hijos se sienten amparados se sienten seguros, tienen un sitio seguro en el que hablar y emocionarse, fortaleciendo la autoestima.

Que nuestros hijos se “sientan sentidos”: escuchados, vistos, tenidos en cuenta, atendidos… Hay que sentir todas las emociones: alegría, tristeza, furia…  porque todas son necesarias para la vida.

Evitar regular los estados emocionales vinculándolos al uso de tecnología: no salir de una rabieta a través de la tecnología para que se calme. Estas situaciones pueden provocar futuras adicciones: los canales de recompensa cerebrales se vinculan a esto y no es positivo.

Dejar respuesta