Esta fue la última sesión en el colegio con la unidad de Saltos (Jumping like a kangaroo). En ella practicamos los saltos en cuanto a la longitud se refiere. Ya habíamos trabajado el salto de altura y ahora nos tocaba adaptar nuestra potencia a la distancia que nos marcaba la zona de recepción del salto

Con aros, cuerdas y un compañero, comenzó la sesión

Es tan importante la fuerza con la que me impulso al comenzar la acción del salto como la precisión y el equilibrio que debo hacer para realizar un «aterrizaje» en una zona concreta y saber parar en seco el movimiento son rebotar…

El apoyo en el suelo tras un salto se puede realizar de diferentes maneras: pies separados, pies juntos, un solo pie, pies cruzados… Para todo esto hemos utilizado la cuerda en el suelo como línea de referencia y a un compañero que nos daba la orden de cómo debíamos realizar el aterrizaje…

 

Pronto volveremos a saltar #todosjuntos porque entre todos conseguiremos, COMO EQUIPAZO QUE SOMOS, que #todosalgabien.

 

Dejar respuesta