El final de nuestro proyecto ha llegado y con él la actividad de hermanamiento con el aula de educación especial de I.E.S Pirámide.

Alumnos, padres, profes…estábamos todos preparados para el gran día. Nos recibieron en las dársenas del autobús del Pirámide, con caras de ilusión y entusiasmo y ganas de ver todo lo que habíamos preparado.

Tras distribuirnos por los talleres que habíamos preparado en el colegio nos hemos puesto manos a la obra. Explicaciones sobre el cuerpo humano y sus huesos, representaciones sobre las emociones, experimentos con el Disco de Newton y el caleidoscopio, reconocer olores con nuestro olfato, reproducir una canción con lengua de signos y distinguir el sonido de diferentes alimentos, aprender en qué lugar de la lengua están las papilas gustativas y saborear agua amarga, dulce, ácida, identificar a través de las texturas objetos en una caja misteriosa y escribir nuestro nombre en Braille, han sido todas las actividades que hemos llevado a cabo.

Y tras el trabajo, ha llegado el merecido rato de descanso en el que alumnos de ambos colegios hemos compartido rato de juego y de recreo, dejando a un lado nuestras diferencias y demostrando más que nunca que la discapacidad es capacidad de adaptación.

Gracias por recibirnos en vuestras aulas y dejarnos compartir con vosotros estos momentos tan emocionantes e inolvidables.

¡Esperamos volver a veros pronto!

Y gracias por la sorpresa que nos preparásteis.

https://photos.app.goo.gl/ZpJf14shoADjizA16

Dejar respuesta