Piensa en las vacaciones de Navidad que has vivido recientemente, ¿qué has hecho durante estos días?, ¿dónde has estado?, ¿con quién has compartido los momentos de celebración?, ¿qué regalos has recibido?, ¿cuál ha sido el momento más especial para ti?… Imagina que viajamos en el tiempo y nos trasladamos al año 2095. ¿Cómo te gustaría que fueran las respuestas a estas mismas preguntas?

El párrafo anterior corresponde a la introducción de la actividad que sumergió a los alumnos de 5º de Primaria en la experiencia de Aprendizaje y Servicio llevada a cabo en la Residencia de mayores de La Merced, conocida como Casa Amparo. Con una dinámica sencilla pero intensa por la reflexión que conllevaba, los niños y niñas prepararon en el aula la esperada visita a los ancianos octogenarios y nonagenarios poniéndose durante unos minutos en su piel. Con el mayor cuidado y sensibilidad, formularon cada uno de ellos 8 preguntas relacionadas con la Navidad que estos sabios mayores habían disfrutado, todo esto con el objetivo de conocer y compartir vivencias que separan en el tiempo a 3 generaciones.

La tarde del pasado jueves, 25 niños y niñas se trasladaron hasta la residencia donde esperaban ansiosamente Carmen, Nieves, Mª Jesús, Cristina, Francisco, Esperanza… cerca de una treintena de abuelitos y abuelitas que recibían con gran expectación los mejores regalos, el amor, la alegría, el cariño y la pasión de la «generación tecnológica».

Durante cerca de hora y media convivieron medio centenar de personas separadas por más de 75 años de vida a quienes les unía la inocencia y la ilusión. El juego de las citas a través de la técnica cooperativa círculos concéntricos protagonizó la primera parte de la sesión donde cada niño se emparejaba con un mayor para averiguar detalles de su infancia, adolescencia o adultez. A su vez, a través del juego del «comecocos» compartieron alumnos y ancianos cómo habían pasado la Navidad. Tras estos momentos de escucha y conversación todos juntos jugaron al dominó, la oca, el «Monopoly», «¿Quién es quién?», «Conecta 4″… juegos de mesa que deleitaron a pequeños y mayores.

La clausura de la jornada terminó con la puesta en escena del villancico que los niños de 5º interpretaron en el colegio el pasado 20 de diciembre siendo ovacionado con fervor por los ancianos. Tras esta vivimos unos minutos muy emotivos en la muestra de agradecimientos compartidos entre niños y abuelitos quienes esperan volver a repetir la experiencia en la mayor brevedad posible contagiándose unos a otros aprendizajes y emociones de valor incalculable.

ENLACE AL ÁLBUM DE FOTOS:https://photos.app.goo.gl/wMhQg8XnmLm7yDeD7

 

Dejar respuesta