Antes de irnos de vacaciones nuestras tutoras nos hicieron creer que éramos unos auténticos investigadores. Nos repartieron un dosier, con muchísimos ejercicios, los cuales teníamos que resolver haciendo experimentos durante toda la semana.

Comenzamos aprendiendo qué era la materia, el volumen y la masa. Toda una novedad para nosotros, enseguida supimos diferenciarlos. También aprendimos los estados de la materia y el porqué de sus cambios y, por último, las fuerzas que se ejercen para mover cuerpos.

Un día llegamos a clase y la mesa de la tutora parecía un laboratorio, había muchos botes con diferentes materiales; otro día había un hornillo con hielo y una cacerola…

El tercer día nos encontramos con una báscula, en ella teníamos que pesar diferentes materiales. Al rellenar todo el dossier hicimos una pequeña prueba resumen de todo lo que habíamos aprendido, y allí nos dimos cuenta que realmente fueron unas sesiones muy enriquecedoras, éramos todos unos expertos de la materia y todo lo que nos rodea.

Fue una semana magnífica donde aprendimos experimentando, esto a los niños nos gusta mucho. ¡Estamos ya deseando volver a ser investigadores!

Aquí abajo os dejamos un enlace con todas las fotos que nos hicieron:

https://photos.app.goo.gl/78ci7FHts77mD1ec7

Dejar respuesta