Otro año más volvemos a la Residencia La Merced.  La semana pasada retomamos la actividad de voluntariado que tan buena respuesta ha tenido en otras ocasiones.

Nuestros alumnos comparten su tiempo ayudando a las personas que viven y trabajan en la residencia.

No es mucho tiempo, de 19:30 a 20:30, y tampoco es muy difícil lo que hacen, pero es común a todos el sentir que es una actividad interesante, educativa y llena de amor.

No hay más que preguntarles a nuestros alumnos. Su alegría se nota, y se contagia.

 

Ojalá siga impulsándonos a todos con la energía del cariño, de la donación desinteresada con los que sabemos que más nos necesitan.

Dejar respuesta