Este curso que termina los alumnos de 3º y 4 de EP del colegio lo celebramos con el viaje de fin curso que no ha llevado hasta la localidad de Naval. Un día caluroso  para conocer este pequeño municipio muy conocido por su arcilla y sal… ¿ Queréis descubrirlo?

Naval es un lugar al que llegaron los romanos conocedores de que en uno de los lechos de sus ríos el agua era salada. La sal en aquella época era un preciado tesoro que servía para pagar los «salarios» y los trabajos realizados por los artesanos. En el siglo XIII el rey Jaime I propuso a la villa de Naval el privilegio de fabricar la sal para abastecer a todo el reino de Aragón. Para ello se construyó un gran alfolí ( granero de sal) para 800. 000 fanegas. Sus aguas saladas son capaces de extraer haasta 250 grs de sal por cada litro de agua. ( en el mar Muerto la proporción es de 38 grs / litro)

Allí nos dirigimos uno de los grupos para ver y conocer las piscinas donde el agua de deseca para extraer la sal. Hoy en día algunos de esos pozos se han acondicionado como piscinas de baños para el público durante el verano.

Hasta el otro extremo del pueblo se dirigió otro de los grupos para conocer a David que es uno de los últimos alfareros del pueblo que nos explicó en su taller la forma de trabajar la arcilla con el torno. A principios del siglo XX había hasta 22 alfareros que se dedicaban a trabajar en sus talleres ( alfares) lo que da una explicación de la importancia que tuvo en su día esta localidad.

Un día muy completo que culminamos con el Centro de Interpretación de Alfarería. Allí pudimos ver los pozos, un pequeño taller y un audiovisual que mostraba todo lo que os hemos contado. Aquí os dejamos una muestra de fotografías de la visita.

Aquí os dejamos un enlace con todas las fotos de este magnífico día.

https://photos.app.goo.gl/wouTfSW4X65vVkBb7

Dejar respuesta