Ha llegado el gran día. Los alumn@s y profesores de 5º de Primaria nos vamos de concierto. Pero es un concierto muy especial porque…NOSOTROS SOMOS LOS ARTISTAS Y NUESTRAS FAMILIAS EL PÚBLICO.

Hemos pasado una noche de muchos nervios, a las 8,30 Papín nos esperaba en la Cruz Roja y todos muy puntuales vamos camino de Zaragoza. A medio trayecto paramos en Almudévar a recoger a nuestra profesora de música Arantxa, que nos espera con mucha ilusión y por supuesto con nervios, energía y con muchas muchas ganas.

La marea roja vamos en unión hacia nuestro destino, «El auditorio de Zaragoza». Las ganas, los nervios y la ilusión se palpa durante el viaje…¡Qué emoción!

Cuando el autobús para, nos hacemos la primera foto, recuerdo para la posteridad. Y en la entrada del auditorio otra.

Una azafata nos sale a recibir y nos lleva a nuestro camerino que compartimos con otros colegios. Casi no nos da tiempo de descansar porque nos llaman para ir a hacer nuestro primer ensayo, pero… nuestra mejor reportera aún le da tiempo de hacernos más fotos.

Nuestras caras cuando entramos en la sala Mozart son espectaculares, es…¡impresionante!. Conocemos a los miembros de nuestra orquesta, a nuestra directora y por supuesto a nuestro coreógrafo. También aparecen las dos protagonistas la soprano y la contralto. ¡Cómo cantan… qué pasada! La orquesta empieza a tocar… ¡cómo suenan! y Margarita e Ignasí comienzan su trabajo dirigiendo a 700 chavales tanto a nivel vocal como corporal.

Después del ensayo volvemos a nuestros camerinos a almorzar. Y ahora llega el momento más importante.

Entramos en la sala, pero el público ya está aquí. Saludamos a nuestras familias que han hecho un gran esfuerzo por estar aquí. ¡Mil gracias!

Empezamos… ¡silencio!

¡Qué pasada! hemos sido los verdaderos protagonistas, los verdaderos artistas y el público no podía haber sido mejor. Cómo nos han aplaudido, nos hemos emocionado y ha sido espectacular.

Cuando salimos todos nos felicitan, ¡qué gran actuación! No dejamos de hablar de esto, de lo otro y ahora toca descansar por el trabajo bien hecho.

Nos volvemos a Huesca, muchos no quedamos a acabar el día con nuestras familias y otros vamos al autobús.

Al año que viene, seguro que volveremos.

Mil gracias a todas las familias por acompañarnos en este día, a los profes por darnos la oportunidad de poder disfrutar de esta experiencia única y un aplauso enorme a todos nosotr@s por nuestro comportamiento, actitud e interés por hacer las cosas bien.

Somos un equipo… mil gracias.

 

 

Dejar respuesta