Desde el área de matemáticas continuamos con nuestro aprendizaje vivenciado. Las acciones de comprar y vender son muy divertidas y además nos permiten clasificar objetos, hacer agrupaciones, sumar y restar con fluidez. Hasta el punto que uno de los alumnos nos dijo: «Ahora sé por qué nos dejas jugar, es que estamos haciendo sumas y restas de una manera divertida».

El saber orientarnos por el espacio es otro de los conceptos que trabajamos durante las últimas sesiones. Giros y direcciones son fundamentales para la lateralidad.

Los volúmenes y cantidades nos pueden llevar a engaño. Es por eso, que comprobamos si la cantidad de agua que cabía en cuatro botellas pequeñas la podíamos introducir en una grande. Después de muchas conjeturas, realizamos la comprobación y todos nos dimos cuenta que sí que cabían.

 

Dejar respuesta