Tras una muy corta semana de intercambio en España y un día lleno de clases por la mañana, hemos hecho una calurosa despedida junto a padres y profesores a los estudiantes que mañana muy temprano volverán a Boston tras un largo viaje en avión.
Han disfrutado de toda una cena llena de comida típica de España en el Hotel Abba para aprovechar sus últimas comidas aquí, los profesores y un estudiante tanto de España como de América han dado un discurso en agradecimiento a todo lo que han hecho por nosotros tanto las familias como los alumnos de intercambio, y tras unos cuantos bailes típicos de España y Boston, nos hemos ido a nuestras casas de vuelta para así descansar y prepararnos para la despedida de mañana.
¡Cuántos lloros nos esperan mañana!
Y muchas gracias a todos por hacer este intercambio posible, ha sido una experiencia irrepetible, todos esperamos que esto se repita muchos años más.

Dejar respuesta