A través de una sesión de interioridad, los niños de 3 años, hemos tomado conciencia de la importancia de los seres vivos,  la naturaleza y cómo la debemos cuidar.

Saliendo al patio de recreo, con los ojos cerrados, hemos comprobado los ruidos que nos rodean: risas de niños, aleteo de pájaros,… Después al abrirlos, hemos observado los elementos que la naturaleza nos regala: árboles, palomas, agua, etc.

Después hemos plasmado nuestro aprendizaje en una hoja que hemos decorado con papel de seda.

Dejar respuesta