No hay mejor forma de finalizar el primer trimestre que dando comienzo a la Navidad.           Por eso, los niños de 4 años, durante este mes, nos hemos familiarizado con la palabra “Adviento”, dejándonos guiar por la luz de la estrella. A nuestra manera, hemos preparado nuestro corazón para que el Niño Jesús renazca en el y se sienta feliz con nosotros.          En estas semanas hemos disfrutado con actividades especiales:

-Nos ha encantado cómo las maestras han adornado nuestras ventanas y el pasillo.            -Visitamos el Belén montado en el hall con figuras de plastilina y al Niño le hemos recitado la poesía navideña de las vocales.                                                                                    -Hemos estado aprendiendo y ensayando un nuevo villancico para el festival:                 “Una estrella desde Oriente”.                                                                                          -Hemos recordado la hª del nacimiento de Jesús, escuchando el relato de la “Biblia para niños”, mirando cuentos y vídeos: “Prepárate con ilusión” y “Nacimiento de Jesús”

-Recibimos en nuestro cole la visita de los pajes de los Reyes Magos y les entregamos nuestra carta. Ellos fueron muy amables y nos dieron unas chuches.                                  -Hemos traído panderetas para cantar y bailar villancicos.                                                  -Hemos conocido la hª del reno “Rodolfo” y nuestros trabajos nos los hemos llevado en unas bolsas convertidas en este simpático personaje.                                                        -Hemos visto otros vídeos de la Navidad: “Masha y el Oso” y el “Tamborilero”.

-Disfrutamos viendo el festival de los niños mayores de 3º y 4º, quienes bailaron y escenificaron “Cuento de Navidad”.                                                                                  -Hemos traído “alimentos solidarios” para las cestas y sabemos que aunque no nos toque ninguna, con el dinero que hemos comprado las tiras, se podrá construir un cole para los niños de Ruanda, cuidados por Hnas. de Santa Ana.

 

 

Dejar respuesta