¡Un nuevo reto nos ha llegado al aula!

Teníamos un montón de ángeles que habíamos hecho cada uno de nosotros, pero… entre todos, hemos querido hacer un árbol de Navidad, donde los protagonistas eran los angelotes.

Al principio  era un poco complicado, porque no sabíamos muy bien cómo hacerlo, si tumbarlos, si poner unos encima de otros,…. pero al final hemos llegado a la conclusión de que un árbol de Navidad tiene forma de triángulo, así que hemos empezado a pensar cómo lo podíamos construir.Nuestra inteligencia espacial empezaba a funcionar y a dar innumerables ideas e íbamos comprobando sí se podían hacer.

Finalmente nos hemos dado cuenta que si ponemos una fila de  nueve ángeles la de encima tendrá que tener ocho, y la de encima siete y así sucesivamente hasta llegar a tener uno en la punta.

Con nuestra inteligencia matemática íbamos restando 1 menos, pero no sólo eso, las profes nos lo ponían más difícil y si en una fila había que poner 8, teníamos que ver de cuántas formas podíamos hacer el 8 y coger los angelitos que necesitábamos. (4+4, 7+1, 6+2,5+3,..) Hemos pensado muchísimas soluciones.

De esta manera hemos creado vuestro árbol navideño.

Para terminar, hemos construido el tronco, y hemos visto que tiene forma de cuadrado, así que con cuatro ángeles lo hemos conseguido formar.

Hemos tenido que pensar, pero…. ¡nos encantan estos retos!

 

Dejar respuesta