Para terminar nuestra unidad didáctica de SALTOS, los niños y niñas de 4 años hemos trabajado con las cuerdas, de diferentes tamaños y texturas. No solo sirven para saltar a la comba y por ello hemos estado 2 días trabajando duro y divirtiéndonos.

Trabajando la destreza manipulativa, hemos conseguido enrollar las cuerdas formando caracolas. Primero de manera individual y más tarde de manera cooperativa formando letras y formas con ellas.

Ahora si, hemos empezado con los diferentes saltos. Partiendo siempre de una cuerda estirada como una línea recta, hemos trabajado los saltos delante, detrás, laterales, con giro, con un sólo pie, e incluso saltos acrobáticos para sortear la cuerda en movimiento. ¡Unos auténticos saltarines!

Todavía somos pequeños para poder logar trabajar con la comba como tal, pero hemos aprendido a mover la cuerda para hacer movimientos ondulatorios con ella e incluso aprender a saltar para caer encima de la cuerda cuando está en movimiento.

Seguimos aprendiendo a través del juego, que sin duda es el motor de todos nuestros aprendizajes.

Dejar respuesta