Como ya sabéis, los niños de 4 años estamos descubriendo mucha información sobre los robots.                                                                                                                                Hemos aprendido que son máquinas que realizan trabajos ellas solas, pero los realizan porque un ingenier@ les ha programado con un ordenador diciéndole cómo hacerlas.           El robot lleva dentro de él una placa de control, como si fuera su “cerebro artificial”, donde se han guardado las explicaciones.                                                                                          También son artificiales sus sentidos, que se llaman “sensores” y aunque un robot pueda ver, escuchar, tocar y oler, no tienen ojos, ni oídos, ni piel, ni nariz como nosotros. Por cierto, ¿sabéis que sentido no tiene todavía ningún robot?… el del gusto.                                        Sin embargo en nuestro cuerpo humano no tenemos nada artificial, y con nuestra “verdadera inteligencia” estamos reconociendo todas las diferencias que tenemos con los robots.        Para ello, en nuestro Plan Lector, unos papás y mamás, junto con nuestras profes de prácticas, nos enseñaron libros muy interesantes sobre todo lo que tenemos por dentro (nuestro esqueleto, algunos órganos del aparato digestivo, respiratorio, circulatorio, etc. y nuestros 5 sentidos).                                                                                                           Muchísimas gracias por vuestra dedicación y enseñarnos con tanta ilusión.

 

 

 

 

 

Dejar respuesta