Los niños de 4 años hemos disfrutado un montón usando nuestra imaginación.               Cada uno hemos elegido diferentes piezas para construir nuestro robot “humanoide”, pensando cómo queríamos que fuera su cara, su cuerpo, brazos y piernas.                 Mientras los formábamos, recordábamos los nombres de las formas geométricas (círculo, triángulo, cuadrado, rectángulo, etc.) y de otros elementos que usábamos (tornillos, tuercas, arándelas, etc.). También comparábamos sus tamaños y longitudes.                       Deseamos que os gusten tanto como a nosotros.

 

Dejar respuesta