Con la llegada del Otoño llega la época de las convivencias de fin de semana de alumnos y profesores del colegio.

El pistoletazo de salida lo han dado 61 chicos y chicas de la E.S.O disfrutando de dos días de desconexión, reflexión y aventura en el Pirineo aragonés, mas concretamente en Villanúa.

Las actividades han sido múltiples y variadas. Comenzamos el sábado con una reflexión sobre la ACOGIDA que daban los antiguos habitantes del valle a los exiliados judíos, gracias a un extracto del libro “Volver a Canfranc” de Rosario Raro, seguido de una invitación a convertirnos en los héroes del siglo XXI ACOGIENDO a todos, no sólo a los amigos o a los que queremos, sino también a los que vemos desplazados o poco integrados en nuestro entorno.

Tras ello, recorrimos el sendero del Camino de Santiago que une el pueblo Viejo de Canfranc con Villanúa, sin olvidarnos de visitar el famoso Dolmen. Al llegar, recuperamos fuerzas ya que nos esperaba una tarde de deportes extremos como “futbogolf”, tiro con arco y paseo en canoas.

Al caer la noche las brujas de la Cueva de las Güixas bajaron al albergue y nos atraparon con sus ritmos y sus historias.

El domingo disfrutamos de las vistas del pueblo y del valle desde el mirador y tras comer, partimos rumbo a Huesca, con las pilas cargadas y sobre todo, con el compromiso de seguir COMPARTIENDO momentos con nuestra Comunidad Educativa.

Gracias al Ecoparque “El Juncaral” por prepararnos un año más las actividades en sus instalaciones, y al Albergue Villanúa por el trato recibido y su deliciosa comida.

Terminamos con la frase que nos comprometió a ser héroes:

“La esperanza no puede perderse, ni siquiera en último lugar”.

https://photos.app.goo.gl/dZSxVCVAjYTB2tdJ9

 

 

Dejar respuesta