Esta semana una “cuadrilla” de doce intrépidos aventureros han viajado por el mundo marino en el campus de verano Santa Ana.

Para ahorrar y poder viajar, han diseñado y fabricado su propia hucha en una manualidad en la que las 3R “reducir, reutilizar y reciclar” han sido las grandes triunfadoras del taller al usar tarros de cristal como base de trabajo.

Para coger fuerzas en su ruta marítima el pasado martes realizaron un alto en el camino con un taller de magdalenas, decorando su cañita para tomar los zumos en el crucero que día a día les ha transportado hasta rincones mágicos.

La inmersión al fondo del mar se ha culminado con la creación de unas  peceras sorprendentes. En ellas los niños han aprendido qué elementos flotan y cuáles no, decorándolas finalmente con unos peces y estrellas marinas muy coloridos. Una experiencia que ha sido… ¡un reto científico!

Las actividades fuera del colegio han sido muy emocionantes,  el jueves han visitado el Museo Pedagógico de Huesca así como la tienda  de ultramarinos “La Confianza”.

Un taller de percusión ha deleitado a los más pequeños descubriendo diferentes ritmos e instrumentos que han protagonizado la banda sonora de películas como “La Sirenita”,  ¡tenemos unos grandes músicos en el cole!

Para finalizar la semana marinera han celebrado una fiesta acuática yendo a la piscina de “Ruiseñores” disfrutando de  magníficos momentos con sus amigos.

Dejar respuesta