En pleno corazón del Parque Natural de la Sierra de Guara encontramos un pequeño pueblecito que tiene enamorada a la Familia Santa Ana, Panzano. Allí nació la Hermana Pabla Bescós y Espiérrez, pilar fundamental de nuestra congregación por su entrega a los más necesitados, divulgadora y promotora de la expansión de la misión de las Hermanas dentro y fuera de nuestro país.

Su casa es nuestro hogar, cuna de convivencias de la comunidad educativa que por tercer año consecutivo se reúne para despedir el curso escolar. En esta ocasión, 35 familias disfrutamos de un día soleado en pleno Valle de la Gloria compartiendo la celebración de la Palabra en los jardines de la casa, reflexionando sobre el curso que dejamos atrás, dando gracias por lo afortunados que somos y acercando nuestro corazón a los personas que no tienen las mismas oportunidades que nosotros.

Alegres y felices de vivir esta jornada, familias, alumnos y profesores saboreamos un pequeño ágape que suponía el preámbulo a la comida preparada por la comisión “Buenas migas en Panzano” quienes nos deleitaron con un sabroso menú de migas y pollo a la cerveza. No tenemos palabras para agradecer su trabajo, el tiempo que han dedicado a complacer a las 112 personas que saboreamos esta deliciosa comida en la que el cariño fue el ingrediente que le daba ese toque especial.

Tras el festín llegó el momento de catar los 7 dulces que participaban en el concurso de postres caseros. Flan de queso, flan de cuajada, tarta “Santa Ana”, bizcocho de yogur, bizcocho de chocolate, tarta “Huesca” y bizcocho de manzana fueron las presentaciones que se recibieron por parte de varias familias agradeciendo su participación y dotes culinarias porque todos los platos estaban de rechupete. La deliberación final otorgó tres premios, mejor presentación, mejor sabor y originalidad recibiendo lotes de productos patrocinados por panadería “Ascaso” de Ayerbe y pastelería “Ortiz” Huesca. ¡Enhorabuena a todos!

Este año numerosas empresas han colaborado para el sorteo de regalos de tal manera que todas las familias presentes en la gran fiesta recibieron obsequios. La tómbola  repartió productos de “Nut”, “La Nueva Relojería”, “Ciclos Alonso”, “Tupperware”, “Frutas Aragón”, “Inlingua”, “Supermercados Altoaragón”, “SD Huesca”, “Pilates Huesca”, “Frutas Aragón”, “Café Bar Álvaro” y “Twinner”.

Posteriormente, llegó el momento del juego y sobremesa disfrutando en los jardines del club social de una tarde increíble de sol. Los pequeños aprovecharon para dar rienda suelta a divertidos juegos de agua que se prolongaron hasta las 8 de la tarde mientras familias y profesores compartimos anécdotas y recuerdos de un curso que ya ha pasado a la historia por sus buenos momentos, convivencias y aprendizajes.

Gracias a todos por celebrar la unión de la Familia Santa Ana.

Feliz verano 2018

Dejar respuesta