Durante las últimas cuatro semanas, los alumnos de 4º de la ESO hemos estado acudiendo durante dos horas cada jueves, a la Residencia Nuestra Señora de la Merced. Nuestra labor era muy sencilla: hablar con las personas que viven en este lugar y descubrir cómo ha sido su vida, por todo lo que han tenido que pasar…

Hemos encontrado todo tipo de personas. Algunas han podido ir a la escuela durante unos pocos años, otras no tuvieron esta oportunidad pero luego aprendieron a leer y escribir, y otras ni siquiera han podido hacerlo. Cada anciano tiene una historia escondida que merece ser escuchada. Todos ellos son ejemplos de superación. Las dificultades que han tenido a lo largo de su vida, les han enseñado a no rendirse, a luchar siempre hasta alcanzar los objetivos que ellos querían conseguir. Si escuchamos todas sus historias, estas personas nos pueden dar lecciones de vida. Todas y cada una de estas experiencias e historias de sus vidas nos demuestran que aun habiendo perdido a sus parejas o hijos, han seguido luchando y han logrado ser felices. Cada persona llegó a la residencia por diversos motivos. Algunas porque sus familias consideraron que esa era la mejor opción, y a menudo los visitan para comprobar que se encuentran bien. Otras fueron  por decisión propia aunque algunos miembros de sus familias no estuvieran de acuerdo.

Tras estas horas en las que hemos pasado momentos inolvidables con ellos, tenemos que redactar una biografía en la que plasmemos que la vida de estas personas que a menudo podemos considerar que son un “estorbo” y viven apartadas de la sociedad es mucho más interesante de lo que nos podamos llegar a imaginar.

Dejar respuesta