El pasado jueves 12 de abril los alumnos de 5º realizamos una clase teórico-práctica acompañados del ingeniero de caminos Luis Javier Sanz, papá de uno de nuestros compañeros de clase, experto, amante y apasionado en la construcción de puentes.

Desde el área de Ciencias Naturales nos hemos adentrado en el mundo de la materia, sus propiedades generales, específicas y ejemplos de las mismas en el entorno en el que vivimos. Estas han protagonizado varias sesiones en las que hemos comprendido términos como la densidad, dureza, flexibilidad, elasticidad, opacidad, conductividad térmica y eléctrica, flotabilidad, solubilidad, puntos de fusión, ebullición… creando un diccionario específico de estos términos que nos ayudan a entender cómo se comporta la materia y los materiales ante diferentes fenómenos.

Con la exposición de Luis Javier hemos realizado un recorrido en el tiempo, donde el ser humano ha usado diferentes materiales en función de las habilidades y destrezas desarrolladas y adquiridas por el mismo, desde la piedra hasta el acero, siendo el dominio del fuego trascendental para la evolución de la humanidad.

Los materiales naturales como son la piedra, la madera y las fibras vegetales han sido básicas en las infraestructuras de las principales obras arquitectónicas durante centenares de siglos desde la aparición de los primeros homínidos en el planeta, alcanzando su cumbre en la época de las civilizaciones con grandes culturas como la egipcia y la romana quienes fascinan al ser humano de hoy en día con sus construcciones majestuosas de piedra.

El paso del tiempo ha hecho que el hombre sea capaz de controlar el fuego, lo que le ha permitido dominar la fabricación de materiales artificiales que se han adaptado a las necesidades de los últimos siglos. Adobe, tapial, ladrillo, hormigón y acero han evolucionado adaptándose a la sociedad en la que vivimos, consiguiendo la construcción de colosos edificios y obras de ingeniería difícilmente imaginables para las personas hace apenas unas décadas.

Nuestro experto nos ha hablado de cada uno de los materiales anteriormente nombrados, su proceso de fabricación, temperaturas y propiedades mostrando ejemplos tan cercanos como el puente de San Miguel de 1.913 de nuestra capital oscense, una joya de la arquitectura, así como el puente de Carlos en Praga y el Golden Gate de San Francisco entre otros. Las peculiaridades de cada uno nos han asombrado valorando la complejidad de sus diseños y construcciones.

La experimentación ha sido la estrategia que nos ha servido para comprender diferentes conceptos. Con materiales tan sencillos como el plástico y el cartón hemos puesto a prueba los aprendizajes de la sesión.

“Antes pensaba… ahora pienso… sobre la materia y los materiales” ha sido la tarea final y el instrumento de evaluación que resume los conocimientos adquiridos de nuestros alumnos.

Dejar respuesta