Este curso los alumnos de 4º, 5º y 6º en el área de Religión habéis tenido que pedir a vuestras familias una tarea muy especial. Ha consistido en presentarles una pregunta sencilla para que os contesten a vosotros mismos: ¿Qué te gusta de mí?.

Esta actividad se encuentra enmarcada desde el interés de favorecer una forma sana de relacionarnos con nosotros mismos y con las personas más cercanas. En el primer trimestre, nos hicimos esta misma pregunta para valorar el tesoro que llevamos dentro. En el segundo trimestre, como regalo de Navidad, habéis sido los familiares y amigos quienes habéis respondido. El próximo trimestre, una vez escuchado y aprendido tantas cosas sobre la vida de Jesús, le preguntaremos a Él también.

En muchos momentos, durante las clases, vuestros hijos estaban impacientes por leer las cartas que les habéis dedicado. A todos nos gusta escuchar que somos preciosos y amados por las personas que nos rodean.

Sin más, me callo y os dejo que disfrutéis con algunas de vuestras cartas que nos enseñan a todos a cuidarnos con cariño porque Dios nos ha creado para ser felices.

 

¿QUÉ TE GUSTA DE MÍ?

(Papá) Me gusta de Daniel la sonrisa que lleva siempre pegada en la cara. ¡Me encanta verlo sonreír!

Es un niño con una gran sensibilidad, le gusta ayudar a los demás y al mismo tiempo necesita ser querido por el resto. ¡Es muy cariñoso!.

( Mamá) Me gusta mucho conversar con él y reirnos juntos en situaciones divertidas.

Es un niño atento a lo que sucede a su alrededor, que siempre quiere ayudar al que lo necesita.

Es alegre, divertido y extrovertido. Le gusta estar rodeado de gente y eso nos encanta.

¡Sigue siendo así Daniel! ¡Nos gustas mucho!

 

¿QUÉ TE GUSTA DE MÍ?

Su fuerza, ella puede conseguir porque tiene fuerza, voluntad y carácter como para poder cambiar el mundo así sea un poquito.

Cuánto quiere a su hermana; es excelente hermana, la cuida y protege.

Su sonrisa que desarma, que enternece y enamora.

Su pasión y energía. Ella vive todo desde el corazón. Ríe, llora, canta, baila, juega y se enfada.

Lo preciosa qué es.

Su inteligencia y capacidad.

Su generosidad.

Lo muchísimo que la quiero. Cuando vi a mi hija por primera vez, ¡me volví a enamorar otra vez!

 

¿QUÉ TE GUSTA DE MÍ?

MI hijo es un tesoro, como lo es para cualquier madre su hijo.

Me gusta su coraza, porque dentro tiene un corazón de oro.

No muestras tus sentimientos pero puedes ver a través de los ojos.

Van pasando los días y cada vez te desenvuelves mejor y me alegra

mucho lo bien que cuidas a tu hermano y a otras personas.

Me gustan tus ricitos y tu sonrisa picarona.

Me gustan muchas cosas de ti.

Besos mamá.

 

Y para que sigáis disfrutando ahí van algunas más…

 

Dejar respuesta