Los alumnos de 5º de Primaria viajan por la provincia de Huesca sin salir del aula de la mano de Cristian Laglera, un enamorado de la montaña, de su tierra, sus raíces así como de los tesoros perdidos que esconde nuestra bella provincia con más de 3 centenares de pueblos deshabitados en el último siglo, un dato para la reflexión y recuerdo de la memoria de nuestros antepasados.

A lo largo de los últimos días hemos preparado la visita de este aventurero oscense familiarizándonos con los términos teóricos que definen la geografía humana; natalidad, mortalidad, inmigración, emigración, envejecimiento, censo, población urbana-rural, densidad… para posteriormente acercarnos a la realidad de nuestro entorno a través de la página “despobladoshuesca.com” cuyo autor recibió la propuesta de acudir al colegio para contarnos su trabajo de investigación a lo largo de la última década a la que accedió encantado de poder compartirla con nosotros. Los niños eligieron un pueblecito abandonado del listado que se presenta en la web justificando su selección bien por ráices familiares, compartir el apellido del nombre del pueblo, ubicación cercana a lugares de interés de los alumnos, curiosidades históricas que llamaban la atención de los niños… organizando posteriormente la información en un mapa mental en ramas que debían concretar los niños según sus criterios de recopilación de datos.

El pasado lunes compartimos este trabajo de investigación con el autor de la web utilizada como recurso sorprendiéndonos con datos que nos impactaron y desconocíamos como saber que Huesca es la provincia de España con más pueblos abandonados, los motivos de despoblamiento de muchos pueblos, las dificultades para llegar a ellos, situación actual de estos y de aquellos que cuentan con pocos habitantes así como  del poco respeto que se tiene al patrimonio milenario de ermitas, Iglesias románicas, etc., usándose como lugares para guardar vehículos agrícolas, ganado… tirando ábsides, paredes, bóvedas… según los intereses materiales de las personas interesadas; las imágenes hablaban por sí solas y fueron muy criticadas por los propios alumnos que denunciaban estos hechos.

La experiencia ha sido extraordinaria, un aprendizaje basado en el testimonio de un amante de nuestro entorno que ha desarrollado en los alumnos la competencia de aprender a aprender.

Agradecer a Cristian su intéres, ilusión y pasión compartida con nosotros animando a todos a conocer la historia de nuestros pueblos, estamos seguros de que os sorprenderá.

Dejar respuesta