Cantania es un proyecto de Cantata participativa para escolares, dirigido a alumnos entre 8 y 13 años.

A lo largo de todo el curso escolar ensayan las canciones, las coreografías y preparan sus atrezos con la ayuda de sus profesores  de música en clase.

Los profesores de música realizamos  tres sesiones de formación (una en enero y dos en febrero) en Zaragoza para preparar la partitura y la escenografía con músicos y coreógrafos profesionales con horario de 9:1,30 y de 3:5,30.

Durante la primera sesión  se nos presentó la cantata a interpretar:

NOMBRE: “PARTÍCULAS

MÚSICA: LLUIS VIDAL

TEXTO/LETRISTA: SERGI BELBET

DIRECCIÓN MUSICAL: ISABEL SOLANO/MARGARITA CELMA

DIRECCIÓN DE ESCENA: IGNASÍ TOMÁS

COORDINACIÓN CANTANIA/ARAGÓN: MARGARITA CELMA.

Posteriormente hicimos audición y técnica vocal con la directora musical Isabel Solano de toda la cantata completa y nos íbamos familiarizando con ella para poder presentarla a nuestros alumnos en nuestras sesiones de música en nuestros colegios. Esta primera sesión nos puso el nerviosismo en el cuerpo a la vez que mucha emoción por poder contarles a nuestros alumnos que se iban a convertir en unos grandes artistas e intérpretes musicales en un escenario de lujo.

En la segunda sesión Ignasí Tomás nos enseñó con gran profesionalidad los movimientos de escena que aprendimos en tiempo récord. Disfrutamos muchísimo y fuimos guardando en nuestra memoria todo lo aprendido para transmitirlo con mucha ilusión a nuestros alumnos que nos esperaban con ansías de saber nuevas novedades.

La tercera sesión fue un repaso general de la interpretación vocal y coreográfica de toda la cantata en donde pusimos de manifiesto que los profesores de música tenemos algo especial que nos hace diferentes  y en muchas ocasiones originales.

Los niños finalmente cantarán en un gran espectáculo acompañados de músicos, actores, cantantes líricos y director musical.

Ahora ya no hay marcha atrás y seguiremos hasta el final para que todos nuestros alumnos y nosotros vivamos una experiencia inolvidable y seguramente única. ¡A por ella!

Dejar respuesta