Un nuevo día hemos vivido en nuestra aventura por el precioso valle de Benasque. Poco a poco nos vamos acostumbrando al ritmo de los madrugones, saber organizarnos la ropa sin ayuda de mis padres, el cambio de botas y las frías temperaturas del Pirineo en pleno invierno.

Durante la clase de esquí las cosas se ha complicado un poco más que ayer. Nuestro profesor de esquí nos ha metido muchas más caña y hemos ido a algunas pistas un poco más difíciles. En algunos momentos me han entrado las dudas de si sería capaz de bajar, pero después de algunos intentos y alguna que otra caída lo he logrado junto a mis compañeros.¡¡¡PRUEBA SUPERADA!!! Nuestro profesor nos ha felicitado por intentarlo y porque nos comportamos muy bien.

Enlace de vídeo saludo del grupo Santa Ana:

https://drive.google.com/file/d/1W-erNNWAqytCEMWboQmwKglWdvaHG9ZW/view?usp=sharing

Por la tarde hemos ido al centro de interpretación de los Glaciares del Pirineo que se encuentra en un pequeño pueblo que se llama Eriste. Allí Ester una joven bióloga nos ha explicado con maquetas y un documental que este valle fue hace miles de años un glaciar que poco a poco se fue derritiendo, dejando al descubierto las montañas de más de 3.000 metros que hoy podemos disfrutar. El agua y la nieve han hecho de este valle uno de los lugares más visitados en verano y con unas de las mejores pistas de esquí. De todos nosotros depende conservarlos porque poco a poco están desapareciendo a causa del cambio climático.

Por último después de la cena hemos ido al karaoke y hemos bailado en la discoteca que tenemos al lado del albergue. Papá…mamá lo estamos pasando fenomenal , mirad el blog cada día y os seguiré contando cuando hablemos por teléfono.

 

Dejar respuesta