Somos muchos los que estamos esperando este día año tras año y somos fieles a esta cita. Grandes y chicos hemos cogido la senda y hacia el Belén. El día nos ha acompañado, fresco y soleado, perfecto para caminar y almorzar al sol.

 

No podían faltar los villancicos en el Belén montañero, y por supuesto un gran almuerzo.

El próximo año, ahí estaremos de nuevo en esta jornada de convivencia navideña de la FAMILIA SANTA ANA.

Dejar respuesta