LUCHANDO POR LA INCLUSIÓN.Este es el lema con el que nuestro antiguo profesor Carlos Martín nos ha contado su experiencia como voluntario en el Alto de la Paz, en Bolivia.  Allí fue este verano de mano de las Hermanas de la Caridad de Santa Ana a, como él dice, “ayudar en lo que pudiera”.

Nos ha hablado primero de los 200 años de tradición que tiene la congregación ayudando a los demás por todo el mundo, de los 300 lugares en los que están ubicadas las hermanas para dar acogida a todos, especialmente a los más necesitados.

En este caso, Carlos visitó el Alto de la Paz, una ciudad de únicamente 50 años de historia pero que cuenta ya con más de un millón de habitantes.  Nos ha contado como es el colegio en el que trabajó, y qué dificultades encuentran especialmente los niños con discapacidades.  Este año, nuestro proyecto va especialmente dirigido a ellos, a los alumnos y a los profesores, para ayudarles a trabajar juntos.

Muchas gracias Carlos por visitarnos y sobre todo, por servirnos como ejemplo de lo enriquecedora que es la experiencia del voluntariado.

Dejar respuesta