Hoy día 31 de mayo los alumnos de 3º y 4º de EP hemos hecho nuestra excursión de final de curso. Nos hemos acercado hasta Naval, un pequeño pueblo de casi 3oo habitantes que pertenece a la comarca del Somontano. En un desplazamiento de unos 70 km desde Huesca hemos  algo más tarde de las 10 de la mañana.

Allí nos hemos interesado en conocer la tradición alfarera y su famoso Salinar de Naval. Más de noventa alumnos y alumnas acompañados de profesores hemos podido disfrutar de una calurosa e intensa jornada. Nos ha recibido Theo una amable responsable que nos ha acompañado durante la intensa jornada en la que hemos visto: el Centro de Interpretación de Alfarería, El Salinar de Naval y un Aula-Taller en el que hemos aprendido el arte de moldear con barro pieza decorativas, jarrones, en un bello oficio que poco a poco se va extinguiendo en nuestros pueblos. Divididos en tres grupos nos hemos dispuesto a conocer y aprender mucho sobre estos oficios y quehaceres centenarios que han dado vida y nombre a este precioso pueblo.

Ya en la época romana, fueron donde los romanos ya conociendo  la importancia de la sal y sus propiedades, decidieron aportar su sabiduría y tesón para situarse en este pequeño pueblo y darle el nombre que poco a poco ha tenido en la historia de Aragón.

Nuestras manos se han manchado de barro, más concretamente arcilla para modelar pequeñas piezas con la labor de David, que con paciencia y esfuerzo ha hecho que unos y otros hiciésemos unas piezas para llevar a casa.

Un paseo agradable el pueblo nos ha servido para conocer sus estrechas calles, su teatro, su antigua lavadero ahora reformado, el colegio (escuela unitaria), y el albergue…

Además el Centro de Interpretación de Naval nos ha mostrado en un ilustrativo vídeo la importancia de su alfarería, el paso de los años y lo difícil que resulta cuidar de estos pequeños talleres donde se trabaja con mucho esfuerzo. El horno y un viejo taller donde antiguamente los alfareros en un trabajo duro y con mucho mimo hacían los jarrones, botijos y demás objetos se diseñaban.

Un fin de curso muy interesante para nuestros alumnos que han llegado a sus hogares contando las mil y una anécdotas de un viaje que nunca olvidarán.

Dejar respuesta