¡Ya estamos en casa!. A pesar de la pena que nos ha dado abandonar el Albergue de El Pueyo, lugar y centro de toda esta semana de convivencia, las caras de emoción por volver a vernos con los padres y madres ha sido mayor.

Ha sido una grandísima experiencia que sin duda todos oiremos una y otra vez durante una temporada. No sólo ha sido esquiar, sino que para muchos esta estancia ha sido la más larga fuera de casa, lejos de vosotros y rodeados de amigos y compañeros. Hemos hecho una gran piña los Santaneros. Otra vez nos han felicitado por ser el mejor de los turnos que han pasado por esta campaña 2016.

A estas horas imagino que ya seréis muchos los que conocéis las «batallitas», los «tozolones» y todas las vivencias que cada uno hemos pasado. De verdad que han sido unos días estupendos.

Desde estas líneas queremos agradecer a todos y cada uno de los chicos y chicas de 5 y 6 que nos han acompañado en Panticosa. Su esfuerzo y dedicación a los demás han favorecido que estos días hayan merecido la pena. El trabajo es nuestro, la ilusión de todos.

Hemos abandonado El Pueyo con la promesa de «volveremos»… Y tenemos intención de cumplirla.

Gracias por confiar en nosotros

Papín y Jacobo

4 Comentarios

  1. Para l@s niñ@s ha sido una experiencia fántástica…bastaba oir sus voces cuando llamaban a casa por la noche. Y para los padres una tranquilidad absoluta al saber que estaban en tan buenas manos. Mil gracias a Papin y a Jacobo!!!
    Familia Sanz Bermúdez

Dejar respuesta