Ni el cansancio, ni los días fuera de casa ni todo el deporte que hemos practicado hacen que tengamos ganas de volver a Huesca. La sensación de «pena» por ser la última noche ha estado muy presente durante la jornada de la tarde.

Hoy hemos tenido un día espectacular, el día soñado para cerrar una aventura. Nieve recién caída, sol, temperatura agradable y poca gente. Es por ello que hoy hemos solicitado retrasar lo más posible nuestra hora de bajada de pistas.

Dicho y hecho. Si por la mañana tras cursillos hemos hecho 2 bajadas TODOS los componentes de esta gran aventura invernal que ha sido la campaña escolar de esquí ( vídeo que podéis ver en Facebook), por la tarde casi todos hemos esquiado en el otro valle, el de los Lagos hasta las 16:30, hora en la que ya nos han indicado que cerraban los remontes.

A las 16:50 abandonábamos las pistas en Telecabina y, como hemos esquiado poco, unos pocos todavía hemos bajado cerrando la pista hasta el pueblo con el personal de la estación.

Realmente ha sido una jornada muy larga de esquí y como siempre agradecemos la ayuda que los padres que venís a vernos nos proporcionáis. ¡Y hoy han currado de lo lindo!.

Ya en el albergue, hemos merendado y terminado el bizcocho y chocolate que ayer la mama de Kevin nos trajo a todos. Después hacer maletas y prepararnos para la gran fiesta de despedida. Fiesta en la que hemos bailado todo lo que han puesto y hemos ganado unos cuantos premios, dados por el albergue y los compañeros. Entre ellos premio a las habitaciones más limpias, a la mejor compañera del albergue, premio a la mejor interpretación en «El Pueyo TV»…

Ahora ya con todos y todas durmiendo, último café- tertulia. Mañana ya estaremos junto a los nuestros.

2 Comentarios

Dejar respuesta