Todo comenzó hace unas semanas cuando en nuestras clases, nos encontramos una extraña botella, en la que había un mensaje: debíamos realizar unas pruebas para conseguir… ¡el tesoro!.Y como podéis imaginar, después de realizarlas con éxito, conseguimos llegar al cofre y repartirnos el dulce botín.

 

Después de esto, y con ganas de convertirnos en piratas, decidimos construir nuestro propio barco. Así que, nos pusimos manos a la obra, y poco a poco, fuimos dando forma a cada una de sus partes.
Pronto nos dimos cuenta, de lo bien que trabajamos en equipo y lo geniales que somos buscando soluciones para resolver problemas.
NOS PONEMOS EL PAÑUELO

 

CONSTRUIMOS LA CUBIERTA

 

COLOCAMOS EL PALO MAYOR Y LAS VELAS
CONSTRUIMOS EL TIMÓN

 

EL ANCLA

LOS CAMAROTES

Ahora con nuestro barco estamos preparados para correr nuevas aventuras. ¿Cuál será nuestro primer viaje?.

Dejar respuesta